Ir al contenido principal

Mi primer Commodore 64: Puesta en marcha y restauración


Mis inicios en la informática de 8 bits siempre estuvieron ligados al ZX Spectrum, y aunque era el ordenador más popular en los 80, se miraba con cierto recelo a los gráficos y sonido que tenían los ordenadores Commodore. Cuántas veces nos hemos decidido por un juego viendo las fotos de las versiones para Commodore o Amstrad, y si las fotos eran del Commodore Amiga, pues más nos entraba por los ojos o más nos daba por llorar, había conversiones de arcade casi clavadas a la original, cosa que en Spectrum, salvo honrosas excepciones, prácticamente nos lo teníamos que imaginar.

Algún día ese deseo se tenía que hacer realidad, y como se suele decir, más vale tarde que nunca, y hace un par de años cayó un Commodore 64 en mis manos, y no hace mucho, un Commodore Amiga 500, por cierto, los dos a muy buen precio, ya que no soy de los que pagan cualquiera de las burradas que se está pidiendo últimamente por estas máquinas. Por lo que por fín conseguí tener, para mí, estas dos máquinas icónicas de los 80 y 90.

Cuando te introduces en el mundo retro o amplias las miras a otro tipo de máquinas, que es mi caso, esto te requiere de una dedicación, una inversión económica y de una puesta a punto para dejar en perfectas condiciones al nuevo miembro de la familia, ya que como se suele decir, vienen haraposos y medio desnudos, y aparte de acicalarlos, hay que comprarles todos los accesorios y complementos habidos y por haber.

Configuración básica

Por lo general, cuando empiezas a meterte en estos temas intentas ir a lo básico, es decir, la máquina y la fuente de alimentación, y obviamente el cable para conectarlo a la tele. Y apartir de aquí, o andas con cuidado, o le puedes coger mucho vicio, pudiendo hasta llegar a la situación de escaparse el asunto de entre las manos. Para mí la configuración, más que correcta, para sacar provecho al Commodore 64 es la siguiente:
  • Commodore 64: En mi caso es el modelo que llaman, por su forma, breadbin o panera, que es el formato más clásico. 
  • Fuente de alimentación: No usar la original, ya que si está estropeada podría dañar al equipo, existiendo otras  alternativas, la que uso yo es un cable que por un extremo se conecta al Commodore 64 y por el otro conecto dos fuentes de alimentación, una de 5V de contínua (la de la PSP) y otra de 9V en alterna. También venden nuevas fuentes reguladas, que es la mejor opción, con un precio no muy caro. 
  • Cable de TV: Mejor comprar un cable hecho para conectar el Commodore a la tele por la salida AV. También existe la posibilidad de RF, aunque con peor calidad de imagen.
  • Datasette: Es el cassette del Commodore, imprescindible para cargar juegos o cargar y grabar programas en cinta. 
  • Disquetera de 5 1/4 (Disquetera 1541): No es algo que sea obligatorio tener, pero es el complemento ideal que nos hace saltar a otro nivel. Como cualquier disquetera, la carga y grabación de programas es mucho más rápida, y nos permite tener ordenados los programas en ficheros. Se conecta al Commodore por el puerto serie. 
  • MP32C64 o SD2IEC: El primero te permite cargar programas, como si fuera el datasette, desde un reproductor mp3 o un móvil, y el segundo es para cargar programas desde una tarjeta SD como si fuera una disquetera. Estos dispositivos son imprescindibles para poder cargar cualquier programa o juego que nos descarguemos de Internet, sobre todo, si no tienes cintas con juegos. En mi caso tengo el MP32C64, que más adeltante analizaré en otro post.

Conexiones del Commodore 64

Si no conocemos la máquina, lo primero que tenemos que saber son las conexiones que tiene y para qué se utilizan:
Conexiones traseras
En la parte posterior nos encontramos las siguientes conexiones: 
  1. Puerto de expansión: Para conectar cartuchos, como por ejemplo, el Final Cartridge III. 
  2. Selector de canal.
  3. Conexión RF: para conectar el ordenador a la televisión por la toma de antena analógica. Es fundamental tener una televisión antigua que permita la sintonización de canales analógicos, si no se tiene una de estas teles, habría que conectala por la salida AV. 
  4. Salida AV: Nos permite conectar el C64 a una tele por vídeo compuesto. Se venden cables ya hechos, y con un adaptador de video compueto - Scart, también se podría conectar a la tele por la entrada de euroconector. 
  5. Puerto serie: Por aquí podemos conectar otros dispositivos como la disquetera 1541 o una impresora. 
  6. Puerto del Datasette: En este puerto conectaremos la unidad de cassette Datasette.
  7. Puerto de usuario: Para conectar cartuchos u otros dispositivos que requieran esta conexión.
Conexiones laterales
En el lateral derecho:
  1. Puerto de control 1: Para conectar mandos como joysticks, ratones, paddles, pistolas, etc...
  2. Puerto de control 2: Para conectar otro joystick. 
  3. Interruptor de encendido: Para encender o apagar el ordenador. 
  4. Toma de alimentación: En esta toma conectaremos la fuente de alimentación externa.

Primer arranque

Este ordenador venía bastante sucio y con una tecla rota, concretamente la F1, por lo que no auguraba cosas buenas y ya tenía más que asumido que había que trabajar bastante con él.

Me decidí conectarlo a la tele con el cable RF, y al encenderlo la primera buena noticia, se iluminó el led rojo, ya solo quedaba sintonizarlo en la tele, y después de unos minutos de angustísima espera, apareció la pantalla de inicio azul con el prompt esperando a que introdujera un comando ¡¡Funciona!!


Pantalla de inicio del Commodore 64
Después de un rato trasteando con él vi que no había nada fuera de lo normal, por lo que solo tenía que limpiarlo y arreglar la tecla rota.

Restauración

Esta es la parte más laboriosa, porque básicamente consiste en limpiar todo el equipo perfectamente, tanto la carcasa como todas las teclas del teclado. Por lo que, sin más dilación, vamos manos a la obra.

El aspecto inicial del Commodore 64 no estaba mal del todo, lo único era la tecla rota, que pude reemplazarla con una tecla de repuesto que pedí por Internet, por suerte hay sitios que venden 'spares' de distintos ordenadores.

Estado estético antes de la restauración
Al abrirlo nos encontramos por un lado con el teclado y su cableado conectado a la placa base, y por el otro, la placa base protegida por un 'shield' de cartón con apariencia metálica.

Comodore 64 abierto
Para poder desmontar el teclado, hay que desoldar las dos patitas de la tecla shift lock, de esta forma al desatornillar el panel podemos separar la PCB (por suerte no es una membrana de plástico), que contiene los contactos y pistas del teclado, del propio teclado.

Cables a desoldar para desmontar el teclado
Llegados a este punto, por un lado tendremos el teclado con las teclas y la PCB del teclado. Por lo que, empezamos quintando todas las teclas de la base del teclado, y una vez que las hayamos quitado todas, lavamos bien la base y las teclas, una a una, con agua tibia y jabón con pH neutro.

Soporte de plástico donde se montan las teclas
Las teclas requiren mucho más tiempo y por supuesto mucha paciencia, pero el resultado merece la pena.
Limpieza de teclas con agua y jabón

Una vez que hayamos dejado todo bien limpio, se limpia bien todos los contactos de la PCB del teclado con con un bastoncito de algodón y alcohol isopropílico.

PCB en lugar de membrana de plástico del teclado
Como la carcasa del Commodore 64 no tenían ningún arañazo ni nada considerable, decido lavarla únicamente con agua tibia y jabón de manos con pH neutro.
Limpieza a fondo de la carcasa de plástico
Después de secar todo muy bien, se procede al montaje. Antes de atornillar la placa base a la carcasa del Commodore 64, reviso que esté todo bien, la verdad es que está en unas condiciones impecables, como si fuera nuevo, con las tapas de metal brillantes y sin nada de corrosión.

La versión de la placa base es la Assy 250407 Rev. A - 1983 Commodore INTL Commodore 64.

Placa base Assy 250407 Rev. A en un estado impecable
Se monta todo y se conecta para probar de nuevo que todo sigue funcionando, como así es.

Commodore 64 restaurado y funcionando
Hasta aquí la restauración del Commodore 64, en las sucesivas entregas veremos cómo conectar una disquetera, cargar juegos desde cassette o introducirnos en el uso de este fantástico ordenador de los 80.

D. R. Spectrum






Comentarios

  1. Gracias por el post, se ve estupendo el C64... Una pregunta... cual consideras que seria un rango de precios justo para un Commodore como el tuyo?
    El vendedor lo había probado o era un anuncio de estos que no sabes si funcionará?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. El precio es muy relativo, sobre todo depende del estado de conservación en el que se encuentre y otros factores como si solo venden el ordenador sin el cableado, si éste está completo con su caja, si no tiene nada roto o le falta alguna tecla, si está probado y funciona... Y lo más importante lo que estés dispuesto a pagar, en mi caso pagar 70€ por solo el teclado no lo haría ni aunque funcionara, pero a otros le parece poco pagar algo más de las 10.000 pelas de nuestra época. Además, actualmente lo retro está sobrevalorado y no tiene pinta que los precios bajen. El mío lo compré hace 3 años por 30€ con una tecla rota y sin garantía de que funcionase. En mi caso aplico siempre la ecuación de que si compras algo que no tiene garantía de que funcione, si lo reparas, el precio final será más del doble, por ejemplo, si estas dispuesto a gastarte 100€ en un C64 y no te ofrecen ninguna garantía o sospechas de lo que te cuentan, el precio máximo a ofrecer en la compra debería ser de 50€. Personalmente te animo a que te compres uno, por lo general son muy robustos y no presentan apenas fallos, pero el C64 tiene chips como el PLA o el SID que son caros de reemplazar y muchas veces fallan.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El botiquín del Spectrum: Componentes de repuesto

Debido a la avanzada edad de nuestros Spectrum, hay que estar prevenidos ante cualquier imprevisto que pueda surgir en forma de avería. Como hemos podido ver en alguna de las reparaciones que he publicado en este blog, me ha hecho falta una serie de componentes electrónicos, que en algún caso no los tenía, y he tenido que esperar a conseguirlos yendo a una tienda de electrónica o comprándolos por internet.  Para no encontrarnos en esta situación, he identificado cuales son las averías más frecuentes y qué componentes harían falta para poner de nuevo en marcha a nuestro Spectrum.  CPU La CPU que nos podemos encontrar en el ZX Spectrum puede ser Zilog Z80A de 4MHz o NEC D780-C, ambas totalmente compatibles. Aunque el cristal de cuarzo para generar una señal de reloj estable es de 14MHz, realmente la señal de reloj que utiliza la CPU es la marcada por el pin 32 (CLK) de la ULA. Esta señal tiene una frecuenca de 3,5MHZ, que es el resultado de dividir por 4 la señal de reloj produci

Cargar juegos con la App PlayZX (ZX81, ZX Spectrum, +2A/B y +3)

Existen varias alternativas para cargar juegos de forma casi instantánea en formatos .TAP y .TZX, como DivIDE, Dandanator, etc... A los más nostálgicos que nos sigue gustando cargar desde cinta y esperar esos minutos mientras contemplamos el screen de turno, tenemos que buscar otras alternativas que sean parecidas para así dar descanso a las cintas de casete que tan buenos momentos nos dieron, y de esta forma proporcionarles ese merecido retiro en una estantería junto a sus viejas compañeras donde podamos contemplarlas y admirar sus carátulas. La alternativa más popular es TZXduino, que junto a una tarjeta de memoria sd podemos reproducir los juegos como si los cargásemos desde un casete. Esta opción nos obliga a tener otro dispositivo, y dada la situación, por un poco más de lo que puede valer casi sería mejor opción comprarse un Divide, aunque en concepto son dispositivos muy distintos.  Otra opción sería utilizar la aplicación para teléfonos móviles Android PlayZX . En la web del de

Reparación ZX Spectrum: Cambio de la membrana del teclado

Una vez bien entrado el siglo XXI, muchos de nosotros nos hemos dispuesto a desempolvar o adquirir un Spectrum de segunda mano, y al encenderlo nos hemos encontrado que algunas o todas las teclas no funcionan. Este es uno de los principales síntomas que indica que la membrana del teclado puede que esté rota, y además es una de las reparaciones más habituales a nivel de mantenimiento.  Si hemos recuperado o comprado un Spectrum de 16K, 48K, 128K (toastrack) o un Sinclair QL, lo más probable es que haya que cambiar la membrana del teclado, por lo que el coste de estas hay que tenerlo en cuenta a la hora de pujar o pactar un precio de compra, ya que esto puede aumentar considerablemente lo que estábamos dispuestos a gastarnos. Las membranas que venían en los +2 en adelante, el plástico es más resistente, y si las teclas no funcionan bien, lo más probable que con una limpieza de la membrana y del teclado sea más que suficiente para que las teclas vuelvan a funcionar de nuevo.