Ir al contenido principal

Me compro un CPC 6128 que "No se ha podido probar su funcionamiento" y ...

Cuántas veces hemos visto en la descripción de un artículo de informática retro que nos interesa que se vende sin probar su funcionamiento. Esto que puede parecer algo poco relevante e inofensivo, ya nos gustaría pensar bien, puede llegar a significar que si lo compras seguro que no funciona, porque siempre hay algún desaprensivo que te quiere sacar la pasta por algo que sabe que no vale nada. Así que, de primeras, hay que desconfiar y luego buscar, en las fotos o en la descripción del artículo, signos o indicios que nos hagan pensar que sí merece la pena comprarlo y así evitar fracasar en el intento.

En este artículo voy a describir todo el proceso completo que pasamos en una adquisición retro, empezando por la parte emocional de la compra, seguido por los pasos de la reparación, en este caso, de fallos muy comunes y terminando por la satisfacción final de haber recuperado la máquina del estado inservible al de volver a disfrutar de nuevo de ella.

La compra

Hace unos días, mirando qué se cocía en los distintos sitios de venta, o más bien, viendo lo que quedaba después de que los cazadores de gangas, que peinan estos sitios al milisegundo, se hayan tirado a la yugular de más de un vendedor para comprar ese producto que posiblemente lo revendan más tarde a una víctima que les pague lo que le pidan.

Pues bien, en una de estas exploraciones vi un CPC 6128 a muy buen precio, con un aspecto estético bastante decente y cumpliendo la condición más importante de todas, que el Gate Array sea de encapsulado tipo DIP de 40 pines en lugar del chip ASIC que, como explico en el post Cómo comprar un Amstrad CPC 6128 y no fracasar en el intento, se montaba en las últimas versiones y suele fallar bastante, siendo irreparable y dejando el ordenador básicamente para piezas de repuesto. 

El vendedor, era uno de esos que tienen muchos productos a la venta, más de mil, que vende cualquier cosa que pueda ser coleccionable y la mayoría sin ninguna relación con la informática retro. Por lo general desconfío de estos vendedores, porque normalmente saben más de lo que aparentan, pero tienen una cosa buena, si le haces una oferta decente te responden rápido y por lo general la aceptan, a no ser que te pases bajando el precio, porque como he dicho antes, saben más de lo que pueda parecer. 

Antes de hacer una oferta, muy rápidamente, me aseguro de tenga buenas calificaciones, que en la descripción no haya nada raro, que en las fotos no aparezca ningún golpe o roto, y en esta inspección rápida, es cuando veo algo que me indica que la compra podría merecer la pena. El ordenador tenía una pegatina, amarillenta por el paso del tiempo, con un número o código impreso con impresora matricial que podría indicar que el ordenador en su momento pasó por un servicio técnico, por lo que si tuvo algún problema, bien del gate array, memoria, etc. Éste habría quedado resuelto. 


Después de todo esto, y con la inquietud de que alguien me levantara la compra, porque de partida estaba a un muy buen precio, hice una oferta de un 20% por debajo del valor de venta, que me rechazó, estaba claro que no se quería desprender de él a cualquier precio, pero seguidamente le hice otra de un 15% inferior que me aceptó. Es evidente que si yo tengo un cierto instinto de comprador en esto de la informática retro, él también tenía el instinto o callo de vendedor, y sabía perfectamente que era mi última oferta y no la quería perder, porque posiblemente, al ver mi perfil de comprador, pensó que era una venta rápida y sin problemas, además, con casi total seguridad, él ya sabía que no funcionaba.

La reparación

Una vez pasados unos días de la compra, la verdad que el envío fue muy rápido, muy bien empaquetado y viniendo el ordenador perfectamente protegido, me dispongo a probarlo. Previamente, le abro, quitando todos los tornillos, para hacer una inspección ocular y de esta forma asegurarme que no haya nada raro, como puede ser algún tornillo suelto, algún componente quemado, cables desconectados, etc. Y que, de alguna forma, pudiera perjudicar al ordenador en el primer arranque. Al encenderlo, no sale ninguna imagen por pantalla y no se enciende el led.

El que no se encendiera el led, a priori podría parecer algo dramático, pero para mí me supuso incrementar la confianza de que iba a funcionar a la primera, porque era una prueba o evidencia de que el ordenador indirectamente estaba protegido ante cualquier intento de conectarlo a una fuente de alimentación que, o bien por voltaje o por tener una polaridad invertida, hubiera quemado algún componente del ordenador, pudiendo haberlo dejado inservible.

Lo primero que hago es ver si el interruptor funciona, para esto con el ordenador apagado, mido con el multímetro si hay continuidad entre las dos conexiones que tiene, que al conectarlas con el interruptor en posición de encendido, hace que la corriente pase al interior del ordenador. Confirmo que en la posición de apagado no hay continuidad y tampoco al cambiarlo a la posición de encendido, por lo que el interruptor no realiza esa conexión necesaria y no está funcionando. 

Para reparar el interruptor, hay que desmontarlo quitando la tapa metálica que, con unas pestañas en los laterales, cierra el encapsulado del interruptor. Al abrir un poco las pestañas, la tapa del interruptor sale perfectamente. En el interior hay una pequeña plaquita de metal y un punto metálico donde se hace el contacto para el encendido. Limpio estas dos partes con alcohol isopropílico y finalmente lo vuelvo a montar todo cerrando el encapsulado. 


Una vez reparado, mido la continuidad en la posición de encendido, y esta vez sí que funciona, por lo que la limpieza ha sido suficiente para repararlo.

Ahora viene el momento de la verdad, le vuelvo a conectar a la tele, y al encenderlo, se ilumina el led y aparece la pantalla azul con letras amarillas en un arranque perfecto.

Antes de hacerle un test y probar que todo funciona correctamente tengo que revisar la disquetera por si hay que cambiar la correa de goma. Desmonto la disquetera del ordenador, y veo que es una EME-155, que se montaba en el año 1985, con el sensor óptico en lugar del pin metálico, que sirve para verificar la protección de escritura de los disquetes. Al desmontar la placa base de la disquetera, observo con sorpresa que la correa está casi nueva, y además veo que las partes mecánicas están bien engrasadas, encontrando ya sentido a la pegatina del servicio técnico. En algún momento dejó de funcionar la disquetera y llevaron el ordenador a reparar para cambiarle la correa, y de paso le hicieron un mantenimiento básico de engrasado de las partes mecánicas. Aunque, poco había que hacer, limpio el sensor del lector de la disquetera con un bastoncito de algodón y alcohol isopropílico, compruebo que no se ha caído el fieltro del cabezal y limpio el polvo del interior para dejarla como casi nueva y la monto de nuevo en el ordenador.


Al probar la disquetera, no funciona, no me leía el disco. Al desmontarla de nuevo, observo que la correa que tenía montada es un poco distinta a una de repuesto que tenía, ésta es más ancha y al sacarla salió muy fácil, por lo que tenía más holgura que la nueva. Decido cambiarla, limpio bien con alcohol isopropílico los restos de goma de los rotores, y monto la nueva correa, mostrando más tensión que la otra que estaba muy suelta. La vuelvo a montar, y esta vez sí que funciona, sorprendiéndome el poco ruido que hace esta disquetera en comparación a mi otro CPC 6128. 


Ahora toca hacerle el test, tal como explico en Mi primer Amstrad CPC 6128: Puesta a punto y cómo sacarle provecho en la actualidad conecto una Gotek para ejecutarlo, otra opción sería hacerlo con un Dandanator CPC. El test lo pasa todo perfectamente.


Satisfacción final

Por último, una vez hecha la mini reparación y comprobado que todo está correcto, le hago una limpieza extrema, limpiando con agua y jabón las carcasas y el teclado, quitando y limpiando una a una todas las teclas. También, a las carcasas, les aplico espuma limpia salpicadero para tratar el plástico y además darle un perfume agradable.

Como conclusión de todo, para mí esta reparación ha sido un poco aburrida al no haber apenas nada que fallara, más allá del problema del interruptor y de la correa de la disquetera, pero por otro lado queda la satisfacción de que la compra mereció la pena, tanto por el precio como por su estado impecable.

Esta compra me salió bien, porque me aseguré que el Gate Array fuera de las primeras versiones para disminuir riesgos, y a partir de aquí, tener claro el máximo que estás dispuesto a pagar, en mi caso como ya tenía un CPC 6128 que funcionaba no estaba entre mis prioridades y por esto tuve la templanza de no ir a por él a cualquier precio. 
 
D.R Spectrum
  


Comentarios

Entradas populares de este blog

El botiquín del Spectrum: Componentes de repuesto

Debido a la avanzada edad de nuestros Spectrum, hay que estar prevenidos ante cualquier imprevisto que pueda surgir en forma de avería. Como hemos podido ver en alguna de las reparaciones que he publicado en este blog, me ha hecho falta una serie de componentes electrónicos, que en algún caso no los tenía, y he tenido que esperar a conseguirlos yendo a una tienda de electrónica o comprándolos por internet.  Para no encontrarnos en esta situación, he identificado cuales son las averías más frecuentes y qué componentes harían falta para poner de nuevo en marcha a nuestro Spectrum.  CPU La CPU que nos podemos encontrar en el ZX Spectrum puede ser Zilog Z80A de 4MHz o NEC D780-C, ambas totalmente compatibles. Aunque el cristal de cuarzo para generar una señal de reloj estable es de 14MHz, realmente la señal de reloj que utiliza la CPU es la marcada por el pin 32 (CLK) de la ULA. Esta señal tiene una frecuenca de 3,5MHZ, que es el resultado de dividir por 4 la señal de reloj produci

Cargar juegos con la App PlayZX (ZX81, ZX Spectrum, +2A/B y +3)

Existen varias alternativas para cargar juegos de forma casi instantánea en formatos .TAP y .TZX, como DivIDE, Dandanator, etc... A los más nostálgicos que nos sigue gustando cargar desde cinta y esperar esos minutos mientras contemplamos el screen de turno, tenemos que buscar otras alternativas que sean parecidas para así dar descanso a las cintas de casete que tan buenos momentos nos dieron, y de esta forma proporcionarles ese merecido retiro en una estantería junto a sus viejas compañeras donde podamos contemplarlas y admirar sus carátulas. La alternativa más popular es TZXduino, que junto a una tarjeta de memoria sd podemos reproducir los juegos como si los cargásemos desde un casete. Esta opción nos obliga a tener otro dispositivo, y dada la situación, por un poco más de lo que puede valer casi sería mejor opción comprarse un Divide, aunque en concepto son dispositivos muy distintos.  Otra opción sería utilizar la aplicación para teléfonos móviles Android PlayZX . En la web del de

Reparación ZX Spectrum: Cambio de la membrana del teclado

Una vez bien entrado el siglo XXI, muchos de nosotros nos hemos dispuesto a desempolvar o adquirir un Spectrum de segunda mano, y al encenderlo nos hemos encontrado que algunas o todas las teclas no funcionan. Este es uno de los principales síntomas que indica que la membrana del teclado puede que esté rota, y además es una de las reparaciones más habituales a nivel de mantenimiento.  Si hemos recuperado o comprado un Spectrum de 16K, 48K, 128K (toastrack) o un Sinclair QL, lo más probable es que haya que cambiar la membrana del teclado, por lo que el coste de estas hay que tenerlo en cuenta a la hora de pujar o pactar un precio de compra, ya que esto puede aumentar considerablemente lo que estábamos dispuestos a gastarnos. Las membranas que venían en los +2 en adelante, el plástico es más resistente, y si las teclas no funcionan bien, lo más probable que con una limpieza de la membrana y del teclado sea más que suficiente para que las teclas vuelvan a funcionar de nuevo.